Nuestros servicios

8.Segregación de Viviendas

Segregar una vivienda es un procedimiento mediante el cual se consigue separar una vivienda en dos o más.  Como resultado, los inmuebles resultantes deben cumplir de manera individual con la normativa aplicable cada uno de ellos. Los inmuebles quedan separados de manera registral y catastral, además de presentar una separación física entre los inmuebles

Dividir una  vivienda consiste en un procedimiento administrativo mediante el cual se garantiza que se cumplen todos los requisitos legales que se establecen en el Código Técnico, Plan General y otras normativas en las viviendas resultantes.

Generalmente, la segregación o división implicará la reforma del inmueble y, con efecto administrativo, se trata de una construcción nueva; por lo tanto deberá tramitarse la Licencia de Primera Ocupación ( LPO ) o la licencia de funcionamiento y el proyecto deberá estar redactado por un arquitecto.

Respecto a la Comunidad de Propietarios, en los casos en los que no haya definidos en los estatutos de la comunidad un régimen de segregación o división de inmuebles (no es habitual), debe solicitarse permiso y aprobarse en junta la división. En esta junta se establecen los nuevos coeficientes de participación de la finca de los inmuebles resultantes.

Al realizar la división, hay que comprobar además que no esté prohibido por la Ley de Propiedad Horizontal o por las propias normas urbanísticas. El Plan General de Ordenación Urbana de los Ayuntamientos es el instrumento que establece los cambios de uso compatibles, usos admisibles y usos característicos. Como generalmente el uso de vivienda es el característico de la mayoría de edificios, suele ser viable la segregación de viviendas desde el punto de vista administrativo. En el caso de locales y fincas también, pero deben tenerse en cuanta la intensificación de uso o agotamiento. Nosotros lo comprobamos por ti.

© 2024, ECUA Studio, all rights reserved